domingo, 13 de mayo de 2012

Argumento de La Ilíada


ARGUMENTO DE LA ILÍADA



  La unidad de La Ilíada se observa desde su comienzo. Su tema es la cólera de Aquiles contra Agamenón porque éste le arrebata la esclava Briseida a causa de la querella, provocada por el enojo de Agamenón el cual se ve obligado a devolver a la prisionera Criseida a su padre Crises, sacrificador de Apolo, quien protege al sacerdote diezmando los ejércitos griegos.
  Por esto Aquiles se retira de la batalla mientras su madre Tetis consigue que Zeus otorgue la victoria a los troyanos, contra la voluntad de Hera y Atenea. Los triunfos troyanos causan gran mortandad en los aqueos y Héctor, defensor de Troya, prevalece.
  Agamenón envía una embajada a Aquiles (canto IX) compuesta de Fénix, Odiseo y Áyax, ofreciéndole ricos presentes como desagravio  pero Aquiles los rechaza.
  Patroclo, amigo de Aquiles, se apiada de los aqueos al ver a los más grandes héroes heridos: Diomedes, Agamenón, Odiseo, Macaón y Eurípilo y solicita a su compañero le deje vestir sus armas para salir al combate y amedrentar a los troyanos, engañándolos.
 Aquiles concede permiso pero solo para que Patroclo rechace a los enemigos lejos de las naves sin llegar a las murallas; y desobedeciendo, Patroclo es herido por Apolo y Euforbo y finalmente muerto por Héctor.
  El hijo de Néstor es enviado con la noticia de esta muerte a Aquiles mientras alrededor del cadáver de Patroclo se empeña furiosa batalla. El héroe tesalio desesperado estalla nuevamente en cólera contra Héctor y concibe pensamientos de venganza.
  Sale Aquiles al combate; mata numerosos guerreros; lucha con el río Xanto o Scamandro, quien defiende a los troyanos y quiere ahogar al héroe el cual se salva por su velocidad, su valor y la ayuda de Hefestos que seca las corrientes del río; llega a las puertas de Troya donde al enfrentarse con Héctor este huye alrededor de las murallas por tres veces hasta que los dioses deciden que se ayude a Aquiles para cumplir el destino del héroe troyano cuya Moira está señalada, como constata Zeus por medio de las balanzas de oro; (el peso de las Keres) es muerto Héctor y Aquiles lo despoja de las armas y arrastra su cadáver, ultrajándolo.
 Príamo, animado por Iris, mensajera de Zeus, resuelve ir a las tiendas de Aquiles a recuperar el cadáver de su hijo para sepultarlo. El tesalio se apiada del anciano troyano y obligado por los dioses devuelve el cuerpo, celebrando en seguida las exequias de Patroclo, el cual se le aparece quejoso por no tener sepultura. En Troya se celebran las exequias solemnes de Héctor, cuyo elogio hacen todos en trenos lamentables.
  La unidad de este argumento es lo bastante poderosa para no dejar tomar cuerpo a algunos olvidos, contradicciones o datos confusos que se insinúan. La cólera de Aquiles, primero contra Agamenón, luego contra Héctor y el carácter del héroe cimentan fuertemente la narración y se mantienen como tales hasta el final.
  El epíteto reiterado que caracteriza al héroe, el de los pies veloces, indica relevante cualidad física que se señala en dos ocasiones muy importantes de la obra: la huída de Aquiles ante el río Xanto y la persecución de Héctor por Aquiles alrededor de las murallas.


                                                                     Extraído de Elementos de Literatura Griega.
de Sarah Bollo,  págs 43, 44 y 45.
Montevideo,1951
   

3 comentarios: